La espiritualidad y tu cerebro

La espiritualidad y tu cerebro

Los estudios más recientes en Neurociencias han encontrado que cuando una persona lleva a cabo ciertas actitudes que reconocemos como “espirituales” como lo es la oración o algunos acto de caridad o bien la sola generación de la sensación de amor, paz, compasión, perdón, se activan ciertas zonas del cerebro que además están relacionadas con una mayor facilidad para la creatividad y para la gestión o tolerancia al estrés. Cosa que se ha observado no sucede con las personas que son completamente no-creyentes en esto que llamamos vida “espiritual”, como quiera que se le comprenda: a través de cualquier religión, de la meditación, de la contemplación o simplemente de una filosofía personal de Dios, o el universo o como se le quiera representar.

Esto lleva a varias inferencias importantes: por un lado esto le da ciertas ventajas adaptativas a las personas creyentes en una vida “espiritual” con una mejor capacidad de recuperación ante las dificultades de la vida, con una mejor integración de las experiencias dolorosas y con mejor “comprensión” en su vida personal, por otro lado el hecho de explorar la vida espiritual también tiene ventajas fisiológicas (o sea de un mejor funcionamiento del cuerpo humano) entre las que tenemos el desarrollo del cerebro y de ciertas capacidades neuronales y como es bien sabido entre más se estimula el cerebro más se desarrolla un fenómeno conocido como neuroplasticidad que consiste en aumentar las conexiones entre diversas neuronas lo que favorece el aprendizaje, estimula la memoria y aumenta el flujo sanguíneo cerebral, todo lo cual previene el envejecimiento prematuro y la degeneración del sistema nervioso central. Y cuando digo degeneración me refiero al daño crónico de las células que pueden desencadenar a largo plazo enfermedades como Alz Heimer, la demencia senil, o los accidentes vasculares cerebrales.

Así que es muy interesante ver cómo una vida espiritual rica (que es intangible) puede moldear realmente nuestra materia física transformando nuestro cerebro y nuestro sistema nervioso, lo que significa que la fuerza de esa energía interna es capaz de moldear nuestra materia.

Ahora, ¿Porqué tanto dilema entre Ciencia y Espiritualidad? Principalmente creo que es porque el ser humano necesita explicarse las cosas a través de conceptos o definiciones que pueda comprender, y por otro lado toda actividad espiritual es una experiencia al interior de cada ser y es tan diferente como seres humanos existen y han existido en el mundo, pero sobre todo es indefinible, no se puede conceptualizar, una experiencia personal no puede ser conceptualizada. Veamos un ejemplo: trata de explicarle a alguien, que nunca ha probado una manzana, la definición de manzana, dale el concepto de manzana. Verás que si esa persona nunca ha experimentado una manzana, nunca podrá una definición explicar lo que significa la experiencia de probar y disfrutar una manzana. Por eso la Ciencia no puede explicar la espiritualidad, pero sí podemos acercar ambos mundos y aprovechar tanto lo que uno como el otro nos aportan para que disfrutes de Toda tu experiencia humana.

Así que tu vida espiritual es un regalo de la vida y es una energía enorme que genera bienestar a todo tu ser y a todo tu cuerpo y la ciencia ha comprobado que es buena para la salud y excelente para tu cerebro.

Así que  recibe bendiciones y también esta ocasión te pido una oración por La Paz de nuestro amado Mundo!

SOLO POR HOY SE FELIZ

La felicidad es un estado interno que se puede lograr a pesar de tener dificultades en la vida. La vida espiritual nos acerca a lograr esa fortaleza y templanza que necesitamos para atravezar los momentos difíciles. La fe nos da la certeza que de cualquier forma tu espíritu estará a salvo. Y todo esto es bueno para tu salud.

¿Tienes dificultades para ser feliz?

Ya te han revisado los médicos y no tienes nada. Da gracias porque no tienes nada, pero es posible que haya ciertas cosas en tu mente que no estén del todo aclaradas. Con gusto te puedo orientar para recomendarte con algunos colegas psicólogos y psicoterapeutas reconocidos que te pueden ayudar.

Para tener 10 en la gestión del estrés

Para tener 10 en la gestión del estrés

 

Hoy te voy a platicar de algunas formas muy efectivas y científicamente probadas que te ayudan a disminuir o mejorar el estrés de la vida cotidiana o de situaciones de tensión importante como cuando tienes que tomar una decisión difícil o estás sobrecargado de trabajo o cuando tienes muchas preocupaciones:

Disfrútalas, pónlas en práctica y recibe muchas bendiciones:

  1. Mascar chicle

Parece ser que el mascar chicle activa la circulación cerebral y establece un ritmo que calma la mente, además del olor y el sabor asociado distraen a la mente de los pensamientos repetitivos que son la causa de las preocupaciones. De preferencia que sea sin azúcar ni edulcorantes. Hay chicles a base de estevia. Prefiere estos. Y por favor visita a tu dentista regularmente.

  1. Sal a caminar y abraza un árbol

No hay nada más efectivo para reencontrar la paz interior que entrar en contacto con la naturaleza, sino tienes oportunidad de ir a un bosque o la playa, es suficiente con que abraces un árbol, el árbol intercambiará tu exceso de energía de estrés por tranquilidad y equilibrio. Inténtalo y que te digan loc@ pero con provecho. Si te sientes muy tímid@ para hacer esto, entonces simplemente sal a caminar fuera de los edificios de concreto, siente el sol, toma aire y si no hay paisaje, créalo en tu mente.

  1. Sonríe auténticamente

Aunque no quieras sonreír, esfuérzate por sonreir y haz como si tu sonrisa fuera auténtica, recuerda que el cuerpo sigue a la mente como la mente sigue al cuerpo. Sonríe hasta que te la creas, no se trata de hipocresía sino de cambiar tu fisiología interna conscientemente decidiendo como quieres estar. Si sonríes las cosas serán más fáciles aun en momentos de gran tensión y sino me crees, está científicamente probado que al sonreír se liberan endorfinas, hormonas de la felicidad que calman el dolor.

  1. Huele un aroma agradable como la lavanda

El primer sentido que desarrolla el ser humano  es el del olfato y es el sentido que puede pasar por alto las barreras de la mente pensante, es decir que un olor puede transportarte automáticamente a revivir sensaciones muy agradables como puede generar una crisis de migraña. Sin embargo lo único que necesitas hacer es encontrar un olor agradable para tí. Los aceites esenciales son ideales para difuminar en tu área de trabajo o en tu casa, instala uno cerca de tu escritorio o en donde puedas disfrutarlo periódicamente.

  1. Escucha música que te guste

La música también nos lleva de inmediato a revivir sensaciones agradables aunque ni siquiera nos acordemos de qué exactamente. Si tienes necesidad de relajarte pero mantenerte concentrado escucha la música clásica de Mozart. Si tienes que darte un poco de energía para terminar un trabajo y estás cansado busca la música de tu juventud cuando te sentías invencible y sabes que te estimula, sin embargo si realmente necesitas bajar el estrés y no sabes qué escuchar intenta el Miserere de Grégory Allegri.

  1. Respira como bebé

La respiración ideal es la del bebé, cuando crecemos, con las preocupaciones, se nos olvida cómo respirar, cuando estamos estresados la respiración es muy superficial, corta y poco profunda, un bebé cuando duerme, respira profundamente, despacio mientras infla la pancita (el abdomen) y se deja llevar automáticamente por ella. Normalmente la espiración es más larga que la inspiración, pero solo necesitas observar tu respiración y notar qué es lo más agradable para tu cuerpo.

  1. Dirige tu diálogo interior con afirmaciones positivas

Todos tenemos generalmente pensamientos e ideas que nos pasan por la mente, a veces no nos damos cuenta, pero si logras observar qué ideas están sosteniendo tu estrés, entonces puedes cambiarlas por afirmaciones positivas, por ejemplo: si te sientes presionado por el tiempo, y puedes observar una frase que circula por la cabeza como: —no voy a acabar a tiempo el proyecto que me encargaron, entonces puedes hacerte intencionalmente un diálogo más eficaz como este: estoy haciendo mi trabajo con cariño y soy eficiente, todo es un proceso y lleva tiempo, estoy concentrándome cada vez mejor en lo que tengo que hacer, soy capaz de evitar distracciones, etc.

  1. Escribe tus sentimientos

Cuando uno está sobrecogido por los sentimientos y los pensamientos que los generan, es muy útil que te sientes 5 minutos a escribir exactamente lo que sientes en ese momento preciso, todo lo que salga de tu ronco pecho, porque todos necesitamos una fuga y la expresión escrita es una forma muy sana y discreta de hacerlo sobre todo sino puedes gritar en tu trabajo!!! Un truco importante: escríbelo en pasado. Con 5 minutos de escribir todo lo que sientes tal y como sale de tu pensamiento, te va a permitir sacar mucha tensión. Ahora bien, el truco consiste en que: una vez pasados esos 5 minutos, tomes otros 5 minutos para que todo lo que hayas escrito sea material para escribir en otra hoja lo que sí quieres sentir en tu vida y que lo escribas en presente continuo. Esta última es la hoja que debe poner cerca de ti, donde sea visible. La otra hoja la puedes desechar.

  1. Platícalo con un buen amigo

El simple hecho de sentirse escuchado, nos hace sentirnos inmediatamente mucho mejor, aquí la cuestión radica en que escojas a un amigo que tenga una visión optimista de las cosas y que se preocupe realmente por ti. Hay amigos que por estar en empatía contigo le echan “mas leña al fuego” y te hacen sentir peor. Si no cuentas con un amigo que te pueda escuchar sanamente, busca a un buen psicoterapeuta, porque él te va a escuchar sin juzgar y te va a orientar verdaderamente a que progreses en la dificultad que estés atravesando.

  1. Ponte en movimiento.

No hay nada mejor que el ejercicio cotidiano para gestionar el estrés; así que si tienes una preocupación: baila, si te sientes estresado: sal a correr, si estás encerrado en pensamientos negativos: intégrate a un grupo de deportistas: como el futbol, el basketbol, o la yoga que se sabe es excelente para lidiar con el estrés.  Mientras tu estás concentrado en el ejercicio, tu mente no puede concentrarse en las preocupaciones, y se aclarará tu mente.

Al cuerpo le encanta el movimiento, a ti de encontrar qué es lo que más le agrada y darle gusto sanamente.

Si puedes incorporar varios de estas estrategias en tu vida cotidiana, poco a poco estarás fortaleciendo los músculos de una mejor gestión del estrés y aunque afuera sigan los mismos estímulos, tú estarás cada vez mas fuerte para sentirte bien aun en tiempos difíciles.

Recibe bendiciones


El estrés es un factor importantísimo en cualquier enfermedad

Los médicos lo sabemos pero no podemos hacer nada para remediarlo más que con ciertas medicinas para ayudarte en el momento y que tratan únicamente el cuerpo, sin embargo, tienes que saber que tú puedes hacer cambios en tu mente que te lleven a establecer acciones tu vida cotidiana que van a mejorar la forma en la que te enfrentas a situaciones de estrés. También sabemos que el ser humano está hecho de costumbres y hábitos, y aveces cambiarlos no es fácil, y no es fácil porque están anclados en tu mente Inconsciente, un arma poderosa que tienes escondida y desapercibido de tí mismo. Ahí es donde podemos ayudarte con técnicas y estrategias derivadas del conocimiento de la neurociencia para que tu accedas sanamente a recursos propios de autorregulación.

Conoce mi programa médico con hipnosis para la gestión del estrés

Afortunadamente la ciencia puede ayudarte mucho a reprogramarte para que puedas cambiar desde tu mente inconsciente todos esos hábitos inadecuados que antes reciclaban tu enfermedad.

Así que te ofrezco una primera consulta gratuita para que tu sepas si esta terapia está indicada para tí o para que juntos tengamos una idea más clara de lo primero que necesitas hacer en tu vida para iniciar una mejoría en tu salud y en tu vida en general.​


75 %
Mejoría clínica comprobada

  • Recuerda que tu puedes desarrollar en tí cualquier capacidad
  • Y una de esas capacidades puede ser el encontrar tu equilibrio saludable

Cuerpo sano en mente sana... simplemente

Click to Tweet

100% Garantía en tu tratamiento


Si no obtienes mejoría en aquello que decidas cambiar, te regreso el costo íntegro de tu tratamiento. Solo tienes que comprometerte contigo a estar mejor y a seguir un proceso de progreso saludable que vamos a tomar ambos a través de estrategias conocidas y probadas científicamente.