La espiritualidad y tu cerebro

Los estudios más recientes en Neurociencias han encontrado que cuando una persona lleva a cabo ciertas actitudes que reconocemos como “espirituales” como lo es la oración o algunos acto de caridad o bien la sola generación de la sensación de amor, paz, compasión, perdón, se activan ciertas zonas del cerebro que además están relacionadas con una mayor facilidad para la creatividad y para la gestión o tolerancia al estrés. Cosa que se ha observado no sucede con las personas que son completamente no-creyentes en esto que llamamos vida “espiritual”, como quiera que se le comprenda: a través de cualquier religión, de la meditación, de la contemplación o simplemente de una filosofía personal de Dios, o el universo o como se le quiera representar.

Esto lleva a varias inferencias importantes: por un lado esto le da ciertas ventajas adaptativas a las personas creyentes en una vida “espiritual” con una mejor capacidad de recuperación ante las dificultades de la vida, con una mejor integración de las experiencias dolorosas y con mejor “comprensión” en su vida personal, por otro lado el hecho de explorar la vida espiritual también tiene ventajas fisiológicas (o sea de un mejor funcionamiento del cuerpo humano) entre las que tenemos el desarrollo del cerebro y de ciertas capacidades neuronales y como es bien sabido entre más se estimula el cerebro más se desarrolla un fenómeno conocido como neuroplasticidad que consiste en aumentar las conexiones entre diversas neuronas lo que favorece el aprendizaje, estimula la memoria y aumenta el flujo sanguíneo cerebral, todo lo cual previene el envejecimiento prematuro y la degeneración del sistema nervioso central. Y cuando digo degeneración me refiero al daño crónico de las células que pueden desencadenar a largo plazo enfermedades como Alz Heimer, la demencia senil, o los accidentes vasculares cerebrales.

Así que es muy interesante ver cómo una vida espiritual rica (que es intangible) puede moldear realmente nuestra materia física transformando nuestro cerebro y nuestro sistema nervioso, lo que significa que la fuerza de esa energía interna es capaz de moldear nuestra materia.

Ahora, ¿Porqué tanto dilema entre Ciencia y Espiritualidad? Principalmente creo que es porque el ser humano necesita explicarse las cosas a través de conceptos o definiciones que pueda comprender, y por otro lado toda actividad espiritual es una experiencia al interior de cada ser y es tan diferente como seres humanos existen y han existido en el mundo, pero sobre todo es indefinible, no se puede conceptualizar, una experiencia personal no puede ser conceptualizada. Veamos un ejemplo: trata de explicarle a alguien, que nunca ha probado una manzana, la definición de manzana, dale el concepto de manzana. Verás que si esa persona nunca ha experimentado una manzana, nunca podrá una definición explicar lo que significa la experiencia de probar y disfrutar una manzana. Por eso la Ciencia no puede explicar la espiritualidad, pero sí podemos acercar ambos mundos y aprovechar tanto lo que uno como el otro nos aportan para que disfrutes de Toda tu experiencia humana.

Así que tu vida espiritual es un regalo de la vida y es una energía enorme que genera bienestar a todo tu ser y a todo tu cuerpo y la ciencia ha comprobado que es buena para la salud y excelente para tu cerebro.

Así que  recibe bendiciones y también esta ocasión te pido una oración por La Paz de nuestro amado Mundo!

SOLO POR HOY SE FELIZ

La felicidad es un estado interno que se puede lograr a pesar de tener dificultades en la vida. La vida espiritual nos acerca a lograr esa fortaleza y templanza que necesitamos para atravezar los momentos difíciles. La fe nos da la certeza que de cualquier forma tu espíritu estará a salvo. Y todo esto es bueno para tu salud.

¿Tienes dificultades para ser feliz?

Ya te han revisado los médicos y no tienes nada. Da gracias porque no tienes nada, pero es posible que haya ciertas cosas en tu mente que no estén del todo aclaradas. Con gusto te puedo orientar para recomendarte con algunos colegas psicólogos y psicoterapeutas reconocidos que te pueden ayudar.

comments powered by HyperComments

Dra. Elena Aguilar Sánchez

Médico cirujano pediatra Hipnoterapia Estratética Ericksoniana Psicoterapia Gestalt